Teatro Independiente

El niño activo





A veces olvidamos la importancia que tiene el Teatro para los niños: que lo miren, que les llegue. El Teatro es fundamental en la experiencia (artística) del niño, aquel que le ofrece, además de diversión y entretenimiento, la posibilidad de aprender. Pim Pom Pum, sin polvo de estrellas, es una hermosa oportunidad para acercarle a los chicos una hora de Teatro en la que, diversos personajes (muchos de ellos “arquetípicos”) interactúan entre sí y construyen un mundo a completar por el espectador.

Bajo la dirección de Eugenia Gata (autora de la obra) y Carlos Álvarez, en Pim Pom Pum, sin polvo de estrellas, dos mundos paralelos coexisten más allá del humano: por un lado, el que protagonizan las tres hadas (Pim, Pom y Pum) y por el otro, el mundo de los “juguetes olvidados”, que reposan en una caja y permanecen atados al pasado, presos de una profunda nostalgia. Son Martín Albistro, Carlos Álvarez, Kevin Joyce, Ramiro Moreira, María Pietranera, Mariana Arias, Ana María Costa y María Jamroz, que con diversos estilos de actuación deleitan a grandes y chicos en el público.

Las puertas de El Método Kairós se abren para dar lugar a una escenografía aparentemente simple, construida mediante cajas, papeles, lápices/marcadores. Celeste Keen, ha ideado un dispositivo práctico para representar la Caja de los juguetes, distinta del espacio donde las tres hadas interactúan y llevan la línea de la acción (justo frente al público).  Por su parte, Florencia Gareis, desde las luces, supo crear distintos espacios y situaciones que abren su paso dentro de la historia global. La escenografía y la iluminación visiblemente simples, sin demasiado “adorno”, estimulan a completar el espacio: el actor  lo hace con su cuerpo y el espectador con su imaginación.

Así, las vacaciones de invierno resultan ser la excusa perfecta para salir al teatro, para hacer llegar el arte a los chicos. Pero ¡cuidado! Que el arte no se vincule única y directamente con el ocio: siempre es divertido ver a un grupo de adultos representando personajes de cuentos, pero el Teatro para niños también debe "poner en cuestión" e invitar a la reflexión. ¿Cuántas veces otorgamos al Teatro para niños un lugar vacío y banal? ¿Cuántas veces subestimamos al que tiene minoría de edad? En Pim Pom Pum, sin polvo de estrellas hay un lugar para el espectador activo, aquel que completa la historia, el que interviene y opina (los chicos quieren decir cosas) e incluso puede pensar sobre asuntos como la nostalgia, la fe y la esperanza. En un mundo donde coexisten una bailarina, un soldado, un vaquero, un oso y un bufón; donde aparece el amor, la pelea y la comunión, los chicos reirán y aprenderán sobre idiomas, culturas y conceptos diversos en un juego constante de música, teatro y, por supuesto, diversión.




Micaela Gaudino




Ficha técnico artística


Autoría: Eugenia Gata

Actúan: Martín Albistro, Carlos Alvarez, Mariana Arias, Ani Costa, María Jamroz, Kevin Joyce, RamIro MoreIra, Maria Pietranera

Vestuario: Matilde Gómez, Celeste Keen, Sandra Stefanini

Escenografía: Celeste Keen

Iluminación: Flor Gareis

Maquillaje: Celeste Keen

Música original: Kevin Joyce

Sonido: Roque Anzoategui

Fotografía: Flor Gareis

Diseño gráfico: Neus Gata

Producción general: Carlos Alvarez, Eugenia Gata, Celeste Keen, Sandra Stefanini

Coreografía: María Jamroz

Dirección: Carlos Alvarez, Eugenia Gata

Asistencia de Dirección: Ani Costa


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: